Buscar
06:04h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

LA CIG ANUNCIA UNA MOVILIZACIÓN EN A CORUÑA EL 14 DE NOVIEMBRE

El ERE del Grupo Popular-Pastor y Santander afectará a 2.160 trabajadores

La Dirección de Banco Santander planea aplicar un expendiente de regulación de empleo (ERE) que afectaría a un total de 2.160 trabajadores.

Una oficina de Banco Popular en Galicia.
Una oficina de Banco Popular en Galicia.

Los despidos alcanzarían a 1.585 empleados de Santander y Grupo Popular-Pastor, y además otras 575 personas pasarían a subcontratas, según ha informado la Dirección de Banco Santander a los sindicatos. En Galicia, las oficinas afectadas del Popular serían las del Cantón y Orillamar en A Coruña, y Plaza de Vigo en Santiago mientras que en el caso de Santander, afectaría a los centros de Durán Loriga y el Cantón, en A Coruña. El periodo de consultas para aplicar estos EREs se iniciarán el 16 de noviembre.

Según las secciones sindicales de la CIG, la Dirección solo ha facilitado datos genéricos, sin detallar cuántas personas se verán afectadas por banco y centro de trabajo. Es por ello que el sindicato anuncia una movilización, el martes 14 de noviembre, a las 11:30 horas, en el Cantón de A Coruña, para protestar contra estos dos expedientes de despido colectivo.

Mantenimiento del Pastor

La CIG defiende que la clientela de Banco Pastor ha demostrado su fidelidad a la entidad en mayor medida incluso que la procedente del Popular. Destacan que existe una vinculación social y al territorio que en sí misma es positiva desde el punto de vista comercial. Por eso reclama a la Dirección de Banco Santander el mantenimiento del Banco Pastor, una opción que minimizaría el impacto laboral de la reestructuración. O que, cuando menos, respete los compromisos de la antigua Dirección del Popular y mantenga en A Coruña parte de los Servicios Centrales y de las empresas auxiliares. “Dixeron que temporalmente non pecharán os centros da Coruña, pero si que poden ser subcontratados", recuerdan. El sindicato advierte que si Santander decide finalmente centralizar los servicios en Madrid será la responsable de la destrucción de 500 puestos de trabajo en A Coruña.

Oposición a los EREs

Las secciones sindicales de la CIG también han manifestado su desacuerdo con la intención de la empresa de aplicar dos expedientes de despido colectivo: uno para el Santander por causas organizativas y otro para el Grupo Popular-Pastor por causas económicas, en los que se podrían pactar condiciones diferentes. Entiende que esta estrategia puede dificultar el mantenimiento de puestos de trabajo y la aplicación de medidas no traumáticas, toda vez que el Grupo Popular ya sufrió un ERE y que, por lo tanto, el personal en edad de prejubilación es menor que en el Santander. 

El sindicato propuso un plan no traumático que permita la salida de personal mediante prejubilaciones y reubicar trabajadores de Servicios Centrales en las redes comerciales, pero “a Dirección oponse, coma sempre advertimos, cando ademais, as oficinas están escasas de persoal e se realizan milleiros e milleiros de horas extras ilegais debido aos crecentes obxectivos comerciais”.