Buscar
22:49h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

La Comunidad en la que más baja el paro en la evolución anual

La Xunta ha valorado positivamente los datos del paro registrado de abril, con el mayor descenso de toda la serie histórica, mientras que los sindicatos alertan la ralentización del ritmo de reducción del desempleo.

La secretaria xeral de Emprego de la Xunta, Covadonga Toca, ha subrayado que Galicia se sitúa con un nivel de paro inferior a hace nueve años y que el ritmo de descenso del desempleo e la evolución anual supera en más de cuatro puntos el ritmo de bajada en el Estado (un 10,92% frente a un 6,6%).

Además “se constata que se incrementaron as contratacións, crece a contratación indefinida cun crecemento superior á media estatal e tamén a contratación a xornada completa, son dous aspectos importantes se falamos de emprego de calidade”, ha resaltado Toca.

La secretaria xeral también ha apuntado que Galicia cuenta en la actualidad con más empleo igualitario y juvenil y que el desempleo también descendió en los parados de larga duración en un 9,33%. Estos datos, en palabras de Covadonga Toca, confirman el empuje que el Gobierno gallego está dando a las políticas de empleo basadas en la igualdad y centradas en la juventud.

El análisis que hacen los sindicatos es radicalmente diferente.  Para UGT-Galicia, la bajada del desempleo en Galicia se ve acompañada de una disminución de las tasas de cobertura a las personas en paro y de un nivel cada vez más alto de precariedad en la contratación.Así, la tasa de cobertura es del 53,1%, tres puntos por debajo de la media estatal.  En Galicia quedan fuera del sistema de protección por desempleo un total de 92.309 personas.

Y aunque se incrementó el empleo, el panorama de la contratación es “bastante precario” ya que se hicieron 81.844 contratos en el mes, 6.156 más que en marzo pero, de estos, el 90% fueron temporales.

Por su parte, el Sindicato Nacional de Comisiones Obreras de Galicia constata la ralentización del ritmo de creación de empleo “que xa levamos meses advertindo”. Su secretaria de Emprego, Maica Bouza, también denuncia la elevada precariedad laboral y critica que el empleo solo crezca la quinta parte en que lo hace la economía.

Para Bouza, los datos son consecuencias de un modelo de crecimiento «que non dá máis de si», muy dependiente de empleo estacional. «Emprego temporal, a tempo parcial, con baixos salarios e sen case dereitos, que despois non se consolida», concluye la sindicalista.

La CIG añade que a pesar de descender menos el desempleo que en el mismo mes del año anterior, se registraron 7.000 contratos más que en abril de 2017 (74.091 en 2017, 81.844 en este último mes) lo que indica que la duración de los contratos es cada vez menor y que la rotación es cada vez más elevada.  “Os números falan por si sós”, apunta Fran Cartelle, secretario confederal de Emprego de la CIG.

Además, Cartelle apunta a que tan solo el 10% de los contratos se registraron bajo alguna modalidad de contratación indefinida. “Este tipo de contratación (alta rotación e escasa duración), impide aos novos parados e paradas ter acceso a unha prestación por desemprego, de aí que a porcentaxe de parados/as con dereito a prestación descenda”, valora el sindicalista. En el último mes tan solo 48,2% , dos puntos menos que en el año anterior.