Buscar
19:37h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

LOS AUTOMÓVILES, LA PRINCIPAL MERCANCÍA

El tráfico total en el Puerto de Vigo creció un 4,8% en el primer trimestre de 2018

El tráfico total en el primer trimestre de 2018 en el Puerto de Vigo ascendió a 1.007.338 toneladas, frente a las 961.410 toneladas del mismo periodo del año anterior, lo que supuso una subida del 4,8%.

Vehículos listos para embarcar en la terminal de automoción del Puerto de Vigo./V.CAMESELLE.
Vehículos listos para embarcar en la terminal de automoción del Puerto de Vigo./V.CAMESELLE.

En cuanto al tráfico de mercancías, la cifra fue de 960.514 toneladas, un 6,1% más que de enero a marzo de 2017, con ascenso generalizado en todos los tipos, tanto mercancía general (+4%) como graneles (+94,3% los líquidos y +14,8% los sólidos).

Según informó en rueda de prensa el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, los automóviles son la principal mercancía del periodo, cogiendo distancia con la segunda, que es la pesca congelada. Entre las mercancías que cierran el periodo en positivo destacan los metales, el cemento, la madera y los productos químicos (graneles líquidos).

Los metales han tenido un arranque espectacular en el primer trimestre del año, obteniendo las mejores cifras en el periodo desde que se tienen datos desagregados e informatizados mensualmente. Por su parte, el aluminio ha incrementado sus cifras mejorando la posición de Vigo como puerto hub para su distribución por toda la península. Además, el tráfico de bobinas también está creciendo por la consecución de un nuevo contrato de suministro para PSA que anteriormente se importaba por otros puertos.

En cuanto al cemento, se incrementa de manera significativa, pero cabe destacar que en los últimos ejercicios el tráfico de este tipo de mercancías sufrió una caída importante. A pesar de ello, y según los datos del tráfico de cemento acumulado al mes de marzo de los últimos diez años, la cifra de 2018 no se ha repetido desde el año 2013.

La madera también sigue una línea ascendente, pero todavía alejada de las cifras del 2016. Los productos químicos en convencional también han incrementado sus cifras de manera muy significativa en este trimestre, principalmente por el tráfico de sosa cáustica. Aunque las cifras son muy relevantes en comparación a los ejercicios anteriores, es necesario comparar un periodo temporal mayor para asegurar un crecimiento sostenible del tráfico.

En cuanto a las mercancías que cierran el periodo en negativo, destacan las conservas y la pesca congelada. Las conservas han descendido en el periodo debido a la comparación con un periodo excepcional (2017), pero por encima del año 2016 y anteriores. Alrededor de un 80% del tráfico de conservas es de importación, por lo que está muy vinculado a los contratos de suministro que las empresas del hinterland tengan en cada momento.

La pesca congelada ha tenido su peor arranque del año desde el 2003. En el periodo enero-marzo han crecido los datos de la pesca descargada en convencional en comparación a 2017, y ha bajado el tráfico de contenedores. Los orígenes que más han bajado son Perú, Argentina y Senegal.

En relación a los contenedores, los ro-ro han incrementado en gran medida las cifras del año anterior (+11,13%) y los lo-lo se han mantenido (+0,49%), quedando, la suma total, con unas cifras ligeramente superiores a las del 2017.

El número de escalas en el periodo de 2018 ha ascendido a 408 en comparación a las 339 del año anterior (+20,35%), y sigue la tendencia creciente del número de G.T., que ha sido un +11,36% más que en 2017.