Buscar
21:19h. Viernes, 17 de Noviembre de 2017

REUNIÓN MENSUAL DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA AUTORIDAD PORTUARIA

El tráfico en el Puerto de Vigo cayó un 14,45% en el mes de junio

La huelga de la estiba, el traslado de las operaciones de Maersk al Puerto de Marín y las complicaciones que se encuentran los importadores al pasar las inspecciones del PIF, han afectado con dureza a las estadísticas de junio del Puerto de Vigo.

Reunión del Consejo de Administración del Puerto de Vigo.
Reunión del Consejo de Administración del Puerto de Vigo.

Segúún informó en rueda de prensa el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique César López Veiga, tras la reunión ordinaria del Consejo de Administración, esto ha provocado una bajada del tráfico total del mes de junio del -14,45% y de la mercancía general, que cayó también un -17,9%, en comparación con el mismo mes de 2016.

Entre las principales mercancías que cerraron el mes en negativo, López Veiga destacó la pesca congelada (-13,37%); los metales y sus manufacturas (-42,37%); las maderas, duelas y traviesas (-36,09%); el granito elaborado (-31,86%); y el vino y las bebidas alcohólicas (-69,38%).

Sin embargo, y a pesar de lo negativo de estos resultados, durante el pasado mes se ha registrado un ascenso muy significativo de los graneles (+33,1% en líquidos y +40,12% en sólidos). Lo mismo sucede en el caso de los buques, tanto en número (+5,67%) como en GTS (+2,43%). Asimismo, subieron el cemento (+40,12%); los automóviles (+13,73%); y las conservas (+14,71%). La principal mercancía movida en este periodo fueron los automóviles, con un importante porcentaje al alza en comparación al mes de junio de 2016.

Pese a este descenso de los tráficos, el resultado de explotación obtenido en este primer semestre del año por el puerto olívico alcanzó los 308.000 euros. Los resultados después de impuestos son también positivos en 325.200 euros.

Las causas del descenso

Tras analizar detenidamente las principales causas de este notable descenso de los tráficos portuarios, López Veiga quiso hacer especial hincapié en los problemas que se encuentran los operadores vigueses en la importación de productos de origen animal de países no comunitarios.

Según recordó, tras la reunión mantenida la pasada semana con responsables de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, ambas partes han mostrado su máximo interés por analizar y buscar una solución a este problema, “antes de ir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea”..

Y aunque el Puerto de Vigo junto al de Marín y operadores económicos han presentado una propuesta conjunta de modificación del protocolo de control documental general presentado por el Ministerio de Sanidad el pasado mes de mayo para mejorar la calidad del servicio en el Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) de Vigo, la situación todavía no se ha solucionado. "Seguiremos trabajando para solventar lo que consideramos una clara distorsión de la competencia en la importación de productos de origen animal de países no comunitarios”, enfatizó el presidente de la Autoridad Portuaria.

Acuerdo de la estiba

Otro de los temas que el presidente portuario informó al Consejo de Administración, fue el de la reforma de la estiba que, aseguró, “preocupa mucho”. Según afirmó, en la reunión mantenida con la DG MOVE la semana pasada, se analizó el acuerdo alcanzado entre ANESCO y trabajadores que, a su juicio, “puede desvirtualizar la liberalización del sector y desencadenar una nueva sanción por parte de la UE a España”, ya que “pretender mantener el control total de acceso al empleo y la subrogación obligatoria tanto para los que firman como para los que no, podría ser contrario al espíritu de la sentencia por la que se condenó al Reino de España”.

Por este motivo, la Autoridad Portuaria de Vigo está también en conversaciones con Puertos del Estado, a quien presentará sus dudas al documento y, llegado el momento, sus alegaciones.