Buscar
19:25h. Lunes, 12 de Noviembre de 2018

La ocupación hotelera alcanzó en mayo un 41%, el mejor dato

El sector turístico gallego afronta la temporada estival con optimismo

El sector turístico gallego, representado en el Clúster Turismo de Galicia, afronta la temporada estival con buenas expectativas, esperando alcanzar o superar las cifras de ocupación de media del 60% del año pasado

El sector turístico aguarda alcanzar un 60% de ocupación de media en Galicia este verano.
El sector turístico aguarda alcanzar un 60% de ocupación de media en Galicia este verano.

A pesar de un mes de junio algo flojo en el que no ha acompañado especialmente la climatología, las expectativas del sector turístico para julio y agosto son positivas, esperando marcar cifras similares a las del verano de 2017. El año pasado en los meses de julio y agosto se registraron algo más de 1,5 millones de turistas y se superaron los cuatro millones de pernoctas, cifras récord que permiten un margen de mejora estrecho y que, en buena medida, estarán vinculados con la climatología que nos acompañe este verano.

Sin embargo, las perspectivas del sector son buenas puesto que las reservas se vuelven a animar y se trabaja con la previsión inicial de mantener las ocupaciones del año pasado, con un 60% de media en el conjunto del territorio gallego.

Más allá de la ocupación,el sector cifra sus expectativas en incrementar los precios y el gasto medio del viajero, lo que permitiría mejorar la rentabilidad del sector.

Datos de mayo

Según datos difundidos por el Clúster Turismo de Galicia, la ocupación en los establecimientos hoteleros de Galicia consiguió en mayo su mejor dato desde que existen registros, un 41%,superando así las marcas de los últimos xacobeos, según los datos de Coyuntura Turística Hotelera publicados por el INE. Según este informe, los turistas que visitaron la Comunidad el pasado mes permanecieron más tiempo de viaje, propiciando así que la estadía media creciera cerca de un 4,5%.

Este récord se produce en un contexto de estabilidad en la demanda turística y marca resultados positivos para el sector a pesar de que cayó el número total de viajeros en un 4% y un 0,5% el número de pernoctas respeto al mismo período de 2017. Sin embargo la ocupación subió casi dos puntos, contribuyendo a ahondar en la consecución de un destino cada vez más competitivo en todas las épocas del año.

Así, Galicia recibió en mayo 380.000 viajeros que realizaron 680.000 noches, una cifra superior a la registrada en el período comprendido entre los años 2011 y 2016. La evolución positiva también se observa en otras variables como las tarifas, que se elevan un 1%, y la rentabilidad hotelera. Esta última se mide a través del RevPAR, el ingreso medio por habitación disponible, que aumentó hasta un 4,7% en mayo.