Buscar
14:59h. Viernes, 19 de Octubre de 2018

Taller sobre los planes sectoriales elaborados por la Xunta y el Clúster TIC

El sector TIC, clave en la adaptación del tejido industrial gallego a la Industria 4.0

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, señaló el impulso transversal del sector TIC como clave para adaptar los sectores estratégicos gallegos a la revolución tecnológica de la Industria 4.0.

Taller sobre los planes sectoriales para impulsar la Industria 4.0, en Santiago./C.P.
Taller sobre los planes sectoriales para impulsar la Industria 4.0, en Santiago./C.P.

Santiago acogió este martes un taller en el que profesionales, empresas y centros de conocimiento analizaron los planes sectoriales elaborados por la Xunta y el Clúster TIC para impulsar la implantación de la Industria 4.0 en el campo, la madera y el textil.

En él, el conselleiro de Economía, Francisco Conde, destacó la importancia de contar con compañías a la vanguardia de la innovación en procesos y productos, y en este sentido informó de que la Xunta impulsará este año con más de 800.000 euros la creación de más de 40 empresas innovadoras de base tecnológica para promover el empleo estable y de calidad en este sector.

Con este fin, apuntó, se pondrá marcha un programa de apoyo para las Iniciativas de Empleo de Base Tecnológica (IEBT) encaminado a fomentar el espíritu innovador y emprendedor, principalmente entre los investigadores y titulados universitarios. El programa, dijo Conde, incluye tres tipos de ayudas. Las primeras están destinadas a la creación directa de empleo estable, dotadas con entre 6.000 y 9.000 euros; la segunda tipología es para apoyar para la contratación de personal técnico de alta calificación que tendrá como límite máximo a cuantía de 18.000 euros. Y la tercera línea busca la puesta en marcha de proyectos empresariales con ayudas de un máximo de 24.000 euros. A estos apoyos se les sumará un acuerdo con el Desarrollo de Aplicaciones para la Gestión Universitaria (CIXUG) para permitir la calificación como IEBT de nuevos proyectos empresariales, apoyándolos mediante asesoramiento especializado.

Durante la jornada, el conselleiro defendió que la digitalización debe capilarizar todos los sectores estratégicos gallegos, y apostó por el sector TIC como uno de los pilotos de Galicia en su recorrido hacia la Industria 4.0. Un trabajo que supondrá, apuntó, un nuevo campo de oportunidades laborales con la transformación digital de la industria gallega.

Los planes sectoriales, indicó Conde, analizan al por menor el potencial y las necesidades de mejora competitiva que las TIC pueden acercar a las empresas gallegas en materia de conectividad, digitalización, Big Data, y el Internet de las Cosas. Los tres sectores objeto del informe, sumados al campo TIC, tienen unos destinatarios directos de cerca de 9.000 empresas.

El informe analiza su digitalización, llegando a conclusiones como que las empresas del sector alimentario, un 60% de todas ellas, son las que trabajan con un mayor número de clientes TIC, seguidas del textil, con un 47% y, en menor medida, del campo de la madera y el mueble, con un 13%; que el textil, sin embargo, es lo que cuenta con un mayor porcentaje de soluciones TIC específicas, un 33%, por encima de la alimentación, con un 20%; y, en lo que se refiere al porcentaje de facturación atribuida al impulso de las TIC, esta es de un 19% en el caso del textil, un 14% en el campo alimentario, y un 5% en la madera.

El informe establece además una serie de conclusiones globales, resaltando la necesidad de impulsar la hibridación sectorial; la especialización con soluciones TIC específicas para cada sector; la cooperación para crear alianzas estratégicas; y el pensamiento global, diseñando productos que puedan ser exportados.

Durante el taller se debatieron varias herramientas que caminan en esa dirección, como, el Reacciona TIC, que el Gobierno gallego ya ha aprobado y que beneficiará a más de 300 compañías para reforzar su capacidad tecnológica. También se evaluarán propuestas como la puesta en marcha de la iniciativa InterEmpresa, para la implantación de sistemas de comunicación entre empresas de una misma cadena de valor; así como de un Concurso de Ideas TIC, que buscará avanzar en campos como la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, y el Big Data.