Buscar
02:36h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

La CEC forma parte de la Plataforma Atlántico Noroeste

Satisfacción de los empresarios coruñeses por la inclusión de Punta Langosteira en el Corredor Atlántico Ferroviario

La Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) quiere expresar su satisfacción por la decisión adoptada por la Comisión Europea de incluir a Galicia en el Corredor Atlántico Ferroviario. 

Imagen aérea de Punta Langosteira.
Imagen aérea de Punta Langosteira.

Dicha decisión, que debe ser refrendada por el Parlamento europeo y el Consejo, reconoce la importancia que para el desarrollo económico y social de nuestro entorno significa la inclusión, entre otros, del Puerto Exterior de A Coruña en Punta Langosteira en el “Corredor Atlántico de la Red Básica”.

La extensión del Corredor Atlántico a las regiones del norte y noroeste de España responde a una reivindicación de los representantes políticos y de los agentes empresariales, entre ellos la patronal coruñesa, que preside Antonio Fontenla, al tiempo que permite la consecución de un transporte multimodal limpio y eficiente, contribuyendo, de esa forma, a la cohesión a través de la cooperación territorial y al crecimiento del empleo.

Para la defensa de dicha reivindicación se constituyó en su día la Plataforma Atlántico Noroeste, organización que agrupa las entidades empresariales y las Cámaras de Comercio de las comunidades de Galicia, Asturias, León y Cantabria.

Para la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC), el reconocimiento de las regiones del norte y noroeste de España entre las prioridades de la red básica transeuropea supone una gran oportunidad para desarrollar un sistema integrado e interoperable de infraestructuras ferroviarias, de carreteras, puertos y aeropuertos, plataformas multimodales, autopistas del mar y sistemas inteligentes de transporte, que permitan alcanzar para el año 2030 el objetivo de la “movilidad segura, limpia y conectada”.

Asimismo, la CEC, al igual que el resto de organizaciones que integran la Plataforma, expresa su malestar por el hecho de que Cantabria y el puerto de Santander hayan quedado excluidos del Corredor, siendo la única Comunidad que no se beneficia de las ventajas del mismo.