Buscar
00:46h. Lunes, 23 de Octubre de 2017

TENDENCIA AL ALZA EN EL CONJUNTO DE ESPAÑA

Los procesos concursales siguen cayendo en Galicia

Galicia rompe la tendencia al alza de procesos concursales que mantiene España desde hace cuatro trimestres, según datos hechos públicos por Crédito y Caución.

En lo que va de año se han registrado 210 nuevos procesos concursales en Galicia, un 5,4% menos que el mismo periodo de 2016, cuando fueron 222, según se desprende del seguimiento de las insolvencias judiciales que realiza el Área de Administración de Riesgos de Crédito y Caución, a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado.  Esta cifra supone el 5,4% de todos los concursos que se abren en España, mientras que el año pasado ascendían al 6,3%.

Por provincias, los concursos de empresas cayeron en Pontevedra (n 12,7%), Lugo (un 14%) y sobre todo Ourense (un 56%), pero aumentaron en A Coruña (un 17,6%). A Coruña es también la provincia gallega que más procedimientos concursales registra en lo que va de 2017, un 2,7% del total de los de España, frente al 1,3% de Pontevedra, el 0,9% de Lugo y el 0,3% de Ourense.

En España, empeoramiento de las insolvencias judiciales

Sin embargo, en el conjunto de España, en el tercer trimestre de 2017 se registraron cerca de 1.030 nuevos procesos concursales. Frente a 2016, el dato trimestral representa un empeoramiento del 9,1% en los niveles de insolvencia judicial. El dato acumulado a lo largo de los tres primeros trimestres del año supone un empeoramiento del 11,3% frente al mismo periodo del año anterior.

El comportamiento de la concursalidad en 2017 confirma el cambio de tendencia observado en el cuarto trimestre de 2016 cuando, por primera vez desde 2012 el número de nuevos procesos concursales registró un empeoramiento respecto al mismo periodo del año anterior. La concursalidad en España alcanzó su máximo histórico en 2013, cuando el número de procesos concursales se situó muy cerca de los 10.000. Desde 2014 hasta junio de 2016, la concursalidad registró una mejoría sostenida. Sin embargo, la segunda mitad de 2016 ya anticipó un posible cambio de tendencia y España cerró finalmente el ejercicio ligeramente por encima de los 5.000 nuevos procesos concursales, niveles de insolvencia judicial muy por encima de los 1.000 casos anuales previos a la crisis. A pesar de la mejoría registrada de 2014 a 2016, el número anual de insolvencias en España sigue siendo cinco veces el nivel de 2007, el más alto de los países de nuestro entorno.