Buscar
22:29h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

SE ELABORA A PARTIR DE LAS CUENTAS ANUALES DE 18.235 EMPRESAS GALLEGAS

Los principales indicadores del Informe Ardán señalan una mejoría en la situación de las empresas gallegas

La delegada de la Zona Franca de Vigo, Teresa Pedrosa, y los economistas Santiago Lago y Albino Prada, han presentado este viernes el Informe Ardán 2017, que constata mejoras notables en la mayoría de los parámetros económicos de las empresas gallegas.

Susana Lama, Albino Prada, Teresa Pedrosa y Santiago Lago presentaron el Informe Ardán 2017.
Susana Lama, Albino Prada, Teresa Pedrosa y Santiago Lago presentaron el Informe Ardán 2017.

El profesor Santiago Lago, autor del capítulo 10 del Informe, destacó que el año 2016 fue muy positivo ya que “en Galicia se prolongó la fase de recuperación tras la Gran Recesión y se superó de nuevo la barrera de crecimiento del 3% del Producto Interior Bruto”. También expuso que se dieron avances y recuperaciones, más o menos intensas, en factores críticos para la competitividad y el desarrollo, como las infraestructuras, las expectativas empresariales, la creación de empresas, la inversión en TIC y la internacionalización de las empresas gallegas. No obstante –dijo- “no podemos soslayar los déficits y carencias en la I+D+i, los indicadores globales de competitividad (como el RCI que elabora la Comisión Europea) o el escaso atractivo de la economía gallega para las inversiones extranjeras”.

Por su parte, Albino Prada, que elaboró el capítulo 1, señaló que “en los dos últimos años Galicia ha llegado a recortar, y anular su negativo diferencial de crecimiento en relación a la intensa recuperación del conjunto de la economía española”. El factor decisivo ha estado en la demanda externa, ya que la aportación de la demanda doméstica gallega sigue por debajo de la media. Para Prada, los datos de las empresas recogidos en Ardán (de tamaño mediano-grande y más exportadoras) confirman ese intenso dinamismo pues superan las estimaciones globales del INE o del IGE a nivel sectorial. Datos que coinciden con la muy buena tendencia del comercio exterior o de las inversiones realizadas en el extranjero.

Principales indicadores

En una pormenorizada exposición, Teresa Pedrosa desgranó los principales indicadores que se reflejan en este informe Ardán Galicia 2017 que se ha basado en las cuentas anuales de 18.235 empresas con domicilio social en Galicia y de las que, además, se disponen de sus datos correspondientes a la serie de los ejercicios anuales de 2013, 2014 y 2015 lo que posibilita el estudio de tendencias.

El dato de que la facturación total de las empresas gallegas rondó en 2015 los 75.000 millones de euros cuando, estas mismas empresas en 2014 facturaron 69.000 millones de euros lo que supone un incremento de aproximadamente el 8% en los ingresos de explotación es uno de los indicadores que según Teresa Pedrosa constatan la notable mejora en la cifra de negocios de las empresas gallegas.

Respecto a la generación de riqueza de estas empresas, la cifra del valor añadido bruto agregado en 2015 fue de 17.361 millones de euros, lo que supuso, respecto al año anterior un incremento, en términos agregados del 9,81%.

Los ingresos de explotación crecieron a una media del 2,90%, el resultado del ejercicio registró tasas medias de variación superiores al 15% y el flujo neto de caja lo hizo a un ritmo del 8,12%.

En 2015, la empresa gallega, por términos medio generó riqueza, medida a través del valor añadido bruto de su cuenta de resultados, a un ritmo del 3,87%. Esta tasa es notablemente mejor que la de 2014 que se situaba en el 2,18%.

La rentabilidad económica registrada por las empresas analizadas llegó a un 2,73% de media, lo que supone una mejora respecto al año anterior de 0,4 puntos porcentuales. Es importante destacar que esta mejora de la rentabilidad se ha debido al crecimiento de sus dos componentes, tanto el margen de explotación como la rotación del activo.

La rentabilidad financiera alcanzó en 2015 el 4,21%. En 2014, los registros medios de las empresas rondaban el 3,25%, por lo que se alcanza aproximadamente 1 punto porcentual de incremento.

Para el análisis del empleo, se hizo seguimiento a 16.676 empresas durante los tres años consecutivos del estudio. En su conjunto se ha visto que estas empresas emplean a un 4,28% más en 2015 que en 2014, lo que significa la creación de un puesto de trabajo por cada 23 existentes. 

El textil, a la cabeza 

Por sectores, el textil, básicamente copado por las empresas del grupo Inditex con el 26,36% del total, encabeza el ranking del Valor añadido bruto de la actividad empresarial. Le siguen la construcción con el 10,13%, los servicios profesionales con el 9,3%, la automoción y equipo con el 8,29%, la logística y transporte con el 7,88% y la pesca con el 5,44%.

Como muestra de la buena marcha de las empresas gallegas, la delegda del Consorcio de la Zona Franca apuntó a que ha aumentado el número de empresas que superan los parámetros exigidos para la consecución de los Indicadores Ardán en todas sus categorías. En esta edición un 8% de las empresas analizadas consiguieron uno o más indicadores Ardán.

El Informe económico y de competitividad Ardán Galicia 2017, que desde hace más de veinte años elabora el departamento de Servicios Avanzados del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, puede descargarse en www.ardan.es.