Buscar
11:43h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

INFORME BBVA RESEARCH

El mercado inmobiliario se aceleró en Galicia en 2017

Galicia experimentó el año pasado una aceleración de las transacciones inmobiliarias respecto al año anterior, un 12,5% frente al 6,6% en 2016.

Anuncios en una inmobiliaria.
Anuncios en una inmobiliaria.

Este incremento vino de una ligera mejoría de las operaciones de viviendas principales y, sobre todo, de una recuperación protagonizada por las viviendas secundarias, que pasaron de caer casi el 18% en 2016 a crecer en torno al 21% en 2017, según datos del informe “Situación inmobiliaria de España” de BBVA Research.

Pese a este dato, Galicia fue una de las comunidades que presentó un menor dinamismo de ventas residenciales durante 2017, y donde menos han crecido desde 2013, año en el que se registró el mínimo de transacciones.

En el conjunto de España, 2017 concluyó con 532.000 transacciones en el sector inmobiliario, un 16,3% más que en 2016. En media, en España, las transacciones han crecido casi el 80% desde 2013, pasando de poco más de 300.000 operaciones a algo más de 530.000 en 2017.

BBVA Research apunta a varios factores para explicar este comportamiento: el dinamismo de la economía y su capacidad para generar empleo, el optimismo de los hogares respecto a la futura evolución de la economía, el bajo coste de la financiación, la evolución positiva de la economía europea y un impacto moderado en el sector del aumento en la incertidumbre sobre la política económica.

Benito Iglesias, presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein),  reconoce que los datos de Galicia no son los de otras comunidades, pero apunta a varios signos optimistas: “Es un comportamiento positivo por el incremento mensual interanual de compra-ventas, porque llevamos tres años reduciendo stock de vivienda (hay unas 20.000 viviendas sin vender, con datos de finales de 2016), porque se ha incrementado la rentabilidad de la vivienda en alquiler, y porque se han recuperado los precios de la vivienda nueva y usada”, explica.

A este entorno positivo también contribuye la recuperación de la compra-venta de segundas viviendas “que ha empezado a levantar cabeza hace menos  de un año, en zonas donde se concentra el turismo como Sanxenxo, Baiona o Viveiro,  pero no en otras donde se construyó demasiado como Aguiño o A Guarda, que tardará años en recuperarse”, añade el presidente de Fegein.

Aún así, Benito Iglesias reconoce que el mercado gallego no es homogéneo: “se ha recuperado en unos 50 concellos, donde se concentra la población, mientras que en otros 260 y pico es negativo, no se mueve”.  Y de toda la geografía gallega, Vigo y su área “es el generador de negocio número 1 en este momento, tanto en el mercado de compra-venta como en el de alquiler de vivienda y de locales comerciales”, afirma Iglesias.

Perspectivas para 2018

Según el informe de BBVA Research, tras un cierre positivo en 2017, el sector inmobiliario español afronta un nuevo año de crecimiento en 2018, aunque con tasas algo más moderadas.  

Se prevé que la venta de viviendas alcance un nivel de 570.000 operaciones, un 7% más que en 2017. La firma de visados se elevará en torno al 15%, hasta los 93.000 permisos. Por otro lado, el precio de la vivienda mantiene la tendencia de crecimiento y se espera que aumente en torno al 5% en 2018, según los datos del Ministerio de Fomento. Así, los principales riesgos vendrían por un aumento de la incertidumbre en España y por un incremento repentino de los tipos de interés.