JORNADA “SITUACIÓN ACTUAL DEL MERCADO INMOBILIARIO. EVOLUCIÓN Y TENDENCIAS”

La inseguridad jurídica lastra el mercado inmobiliario gallego

Escasez de suelo, aumento de los costes de construcción e inseguridad jurídica. Este es el panorama general del mercado inmobiliario gallego, según se desprende de la jornada “Situación actual del mercado inmobiliario. Evolución y tendencias”, celebrada este martes en Ourense.

La inseguridad jurídica lastra el mercado inmobiliario gallego
Diego Esquer analizó las tendencias del mercado inmobiliario.
Diego Esquer analizó las tendencias del mercado inmobiliario.

La jornada, organizada por el Círculo de Empresarios de Galicia en Ourense dentro del programa “Ourensencirculo”, en colaboración con la Diputación de Ourense y el Inorde, ha contado con la participación de Javier Garrido, presidente de APROIN, y Diego Esquer, delegado en Galicia de Gesvalt, y la asistencia de una quincena de profesionales del sector.

Los datos indican que el mercado de la vivienda se está reactivando, aunque de manera “lenta”, reconocía Diego Esquer.  En Galicia las compraventas se han incrementado un 4% en el tercer trimestre de 2018 con respecto al mismo período de 2017, según datos de Gesvalt. Es la la mitad del crecimiento experimentado en España (el 8%).  El precio medio del metro cuadrado se sitúa en España en 1.395 euros, y en nuestra Comunidad en 1.124 euros (llegó a superar los 1.600 antes de la crisis). Entre provincias hay importantes diferencias: de los 912 euros de media de Lugo, a los 990 euros en Ourense, los 1.125 euros en A Coruña y los 1.246 euros de la provincia de Pontevedra.

 “Hay una demanda latente evidente que no está siendo satisfecha desde hace 10 años porque no se está construyendo”, explica Javier Garrido. ¿El motivo? La inseguridad jurídica que “retrae la inversión”.  El profesional alude a la “voracidad legislativa” que en los últimos años ha llevado a modificar la Ley del Suelo en hasta seis ocasiones. Un panorama que se completa con la situación de ciudades como Vigo o Ourense, con planeamientos anulados por la justicia, y  otras como A Coruña, Santiago o Ferrol “rexidas por uns equipos de goberno que están a ralentizar a actividade inmobiliaria”, añade el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Pontevedra. Si a eso le sumamos la tardanza  de meses en la concesión de licencias, tenemos una realidad de escasez de suelo disponible para construir y aumento de sus costes.

Parte de esa demanda de vivienda se ha desplazado al mercado de alquiler, lo que ha provocado subidas importantes, con porcentajes de hasta el 30% en el último año en ciudades como A Coruña o Vigo.

Con todo, los expertos consideran que la posibilidad de ordenación provisional para planeamientos suspendidos incorporada por la Xunta en la ley de presupuestos de 2017 facilitará la reactivación de cara a 2019.

Inversión segura

En el aspecto positivo, la rentabilidad neta del sector inmobiliario, que está muy por encima de la de otros activos. Ha subido un 6,2% en el último año y se espera que crezca en torno a un 9% para el próximo año. “É un investimento tremendamente seguro, estase a converter novamente nun investimento refuxio”, apunta Garrido.  

Nuevos actores en el sector

Los ponentes también tuvieron ocasión de detallar las nuevas características del mercado, con compradores que cada vez más buscan “vivienda a la carta”,  nuevos formatos como las viviendas comunitarias, el alza de figuras como las cooperativas, o la entrada de nuevos jugadores, como las socimis o los fondos de inversión. “Vivimos tiempos donde la profesionalidad va a ser un valor”, señalaba el presidente de APROIN. Por su parte, el delegado de Esquer apuntaba a la “colaboración” entre promotores y agencias inmobiliarias como “clave del éxito”.

Comentarios
La inseguridad jurídica lastra el mercado inmobiliario gallego