Buscar
16:31h. Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Estima un crecimiento entre el 2,7 y el 2,9%

Un informe de Afundación e IDEGA augura que Galicia mantendrá su dinamismo económico en 2018

Afundación y Abanca han presentado, en colaboración con el Instituto de Estudos e Desenvolvemento de Galicia (IDEGA) de la Universidade de Santiago de Compostela y el Centro de Investigacións Abanca de IESIDE, el resumen ejecutivo de su publicación "A Economía Galega. Informe 2017".

Manuel Ferro, Pedro Otero y Alberto Meixide, en la presentación en Santiago de "A economía galega. Informe 2017".
Manuel Ferro, Pedro Otero y Alberto Meixide, en la presentación en Santiago de "A economía galega. Informe 2017".

En la presentación del documento, realizada en Santiago, han participado Pedro Otero, director gerente de Afundación; Manuel Ferro Novoa, CDO (Chief Data Officer) de Abanca e investigador asociado de IESIDE; y el director del IDEGA,  Alberto Meixide, coordinador del estudio.

El nuevo formato de la publicación periódica decana de Afundación, iniciado ya el año pasado, consiste en un resumen ejecutivo que, de forma sintética, aborda los principales hitos económicos del pasado año 2017 y avanza el comportamiento de los primeros meses del ejercicio 2018 y desafíos futuros. Con este cambio se pretende promover una lectura ágil y un rápido acceso a los datos, para analizar lo sucedido con el fin de identificar los puntos fuertes y débiles de la economía. El análisis de "A Economía Galega" se verá ampliado con la publicación habitual en formato electrónico, que se editará en breve.

Según recoge el informe, la economía gallega aceleró su senda expansiva en 2017, registrando un crecimiento del PIB del 3,1%, un dato similar al del conjunto español. Galicia fue así la octava comunidad autónoma con un mayor crecimiento, por debajo de Aragón, Asturias, Madrid, Murcia, Cataluña, Cantabria y Comunidad Valencia. Por su parte, el PIB per cápita avanzó cinco décimas con respecto a 2016 y Galicia cerró el ejercicio en los 22.497 euros.

La demanda interna continuó siendo un motor fundamental del crecimiento en 2017, aportando 1,8 puntos porcentuales al pib y siendo el consumo de los hogares el indicador con mejor resultado. Galicia registró un récord histórico en las exportaciones de bienes, que aumentaron un 8,5 % con respecto al año anterior, y también en las importaciones de mercancías, que crecieron un 10,5 %.

Siguiendo con la tendencia iniciada el pasado año, por el lado de la oferta, la construcción y la industria manufacturera fueron los sectores más dinámicos, alcanzando el segundo un incremento del 4,2 %. El comercio, transporte y hostelería registraron un aumento del 6,3 %, mientras que la generación de energía y el sector primario fueron los de menor dinamismo en el pasado 2017.

En línea con el buen desempeño de la actividad económica en el 2017, el mercado de trabajo continuó recuperándose y el paro bajó situándose la tasa de desempleo en el 15,7 %, la más baja de los últimos años.

Previsión para 2018

Los indicadores de actividad y demanda gallegos de los primeros meses de 2018 sugieren que se mantendrá el dinamismo económico a lo largo del ejercicio. De hecho, una buena parte de los indicadores de actividad refleja una continuidad del crecimiento, como se desprende en el caso de las exportaciones, en el índice de producción industrial o en el de la cifra de negocios.

Las últimas previsiones apuntan a que la economía gallega cerrará el año con una tasa de variación del PIB similar a la que se prevé para el conjunto de España, de tal modo que se situaría en una franja en torno al 2,7 % o el 2,9 %.