Buscar
03:38h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Estudio de SERES

Galicia fue la séptima comunidad que más usó la factura electrónica en 2017 

Galicia ocupó en 2017 la sexta posición en volumen total de facturas emitidas y la séptima en volumen de empresas emisoras, según el Estudio sobre el uso de la Factura Electrónica en España 2016-2017, elaborado por SERES.

En cuanto a la recepción de facturas electrónicas, la Comunidad ocupó el cuarto puesto en volumen total de facturas y el séptimo por volumen de  empresas. 

En 2017 bajó la participación de las empresas gallegas en el ranking nacional de emisión  (-3,04%) y en recepción (0,19%) de facturas electrónicas. Pero aumentó porcentualmente  en esta comunidad el volumen de facturas emitidas (0,06%) y recibidas (0,05%). De esta  manera, Galicia se mantiene en los puestos de cabeza nacionales, en el séptimo puesto  del ranking, por detrás de Madrid, Cataluña, Andalucía, País Vasco, Comunidad  Valenciana y Castilla y León. 

De acuerdo con el informe, el número de facturas electrónicas procesadas en 2017 en España ascendió a 156.656.072 documentos, un 32,19% más que en 2016. Del total, 129.806.396 documentos, un 35,2% más que en 2016, corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 15.970.500, un 25,7% más que en año anterior, a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 10.656.072 a ventas de empresas a particulares (B2C), lo que representa un incremento del 11,13%. 

Ahorro económico, en horas y papel

Según el estudio, gracias al uso de la factura electrónica, se ahorraron un total de 775,5 millones en la gestión de las facturas recibidas y 440,2 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas. También se ahorraron 570.303 horas en la tramitación de las facturas recibidas y 92.127 horas en las emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel. 

De acuerdo con SERES, la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información (SII), en julio de 2017, ha supuesto una trasformación de la declaración del IVA para las grandes empresas españolas, “y muchas de ellas han encontrado en la factura electrónica el mejor aliado para cumplir con su obligatoriedad y suministrar sus registros a tiempo a la AEAT, lo que se ha reflejado en los resultados del estudio”.  

Un formato único a partir de 2019

“Este  crecimiento continuado desde el primer estudio, en 2009 - explica Alberto Redondo,  director de Marketing de SERES para Iberia y LATAM-, que es similar en la mayoría de los países de nuestro entorno, ha  llevado a la Unión Europea a establecer en todos los países  miembros un mismo formato de e-factura, que facilitará las transacciones comerciales  entre los diferentes países europeos. Así, se ha determinado que, a partir del 18 de abril  de 2019, todos los países de la Unión Europea deberán ser capaces de recibir y procesar 
las facturas electrónicas, según el estándar europeo, en la relación B2G”.