Buscar
02:34h. Viernes, 23 de Febrero de 2018

SEGÚN EL INFORME “EVOLUCIÓN DEL TEJIDO EMPRESARIAL ESPAÑOL DE 2006 A 2014”

Galicia, comunidad en la que más aumentó la productividad durante la crisis

La productividad media por empleado en Galicia aumentó un 24% durante los años 2006/2014, una cifra que sitúa a nuestra Comunidad en el primer puesto de crecimiento de toda España. 

El sector de la Construcción fue el más castigado, perdiendo el 32% de sus empresas y el 56% de sus puestos de trabajo.
El sector de la Construcción fue el más castigado, perdiendo el 32% de sus empresas y el 56% de sus puestos de trabajo.

El dato se desprende del Informe  “Evolución del tejido empresarial español de 2006 a 2014” elaborado por el profesor del IESE, Miguel Angel Ariño. El objetivo del estudio es analizar situación de la empresa española en el año 2006, antes de iniciarse la última crisis económica, y su comparación en el año 2014, una vez superada esta recesión,y ofrecer por tanto una descripción de cómo ha evolucionado el tejido empresarial español.

Según este informe, el crecimiento de la productividad en Galicia  no ha sido resultado de un aumento en la facturación, sino que es la consecuencia de que la destrucción de empleo (un 21% de puestos de trabajo) fue mucho mayor que la disminución de la facturación de las empresas (un 2%).

En cuanto a la productividad por sectores, se produjeron importantes crecimientos por encima de la media nacional en Agricultura (42%) y en Servicios (23%), mientras que el sector de Industria también creció (un 23%), aunque sin superar a la media del país. Sin embargo, el sector de la Construcción disminuyó hasta un 8%.

En términos absolutos, la productividad media en Galicia pasó de ser de 171.460 euros en ventas por persona empleada (2006) a 212.203 euros (2014), lo que supone un incremento del 24% (40.743 euros). Aunque el sector que más creció en porcentaje (42%) fue el de la agricultura, el mayor nivel de productividad media es el de la industria (258.455 euros de ventas por empleado). En el lado opuesto, el sector de la construcción alcanzó tan sólo los 131.998 euros (-8%) por persona empleada.

Descenso en el número de empresas y del empleo

Durante los años 2006 a 2014 se produjo una disminución de 2.714 compañías en Galicia, lo que supone un descenso del 8%, una cifra sensiblemente menor que la media nacional (12%). El número de empleados por empresa también se redujo en 1,7 personas (-91.399 empleos, -21%).

Este descenso afectó de manera dispar a los diferentes sectores. Por ejemplo, en la agricultura, el número de empresas aumentó un 18%, mientras que, en la construcción, desaparecieron un 32%. Por su parte, la industria perdió el 16% de sus compañías, mientras que el sector servicios vio destruido sólo un 2% de sus empresas.

Por otro lado, en cuanto al empleo se refiere, si el número de compañías cayó en un 8% durante este tiempo, el empleo lo hizo en un 21%, con una pérdida neta de 91.399 empleos, siendo un descenso desigual en los distintos sectores. El sector de la Construcción redujo un 56% sus puestos de trabajo; la Industria, un 27%; los Servicios, un 8%; el sector de la Agricultura por su parte no sufrió ningún cambio en el número de empleados, con unos datos del 0%.

Facturación

A nivel global, la facturación total de las empresas en Galicia cayó sólo un 2% durante este periodo. En el caso de la construcción, el descenso fue del 60%, siendo el sector más castigado con respecto a los Servicios (-19%) y a la Industria (-10%). La agricultura resultó, sin duda, el menos afectado, ya que incrementó su facturación en un 43%.

La facturación media de las empresas aumentó 128.460 euros de media en Galicia, siendo superior respecto a la media nacional y a la Comunidad de Madrid (incremento del 6% en Galicia, respecto al 2% a nivel nacional, y 1% en la Comunidad de Madrid).

Esto se explica porque la disminución de la facturación fue muy similar a la del número de compañías. De todas maneras, dicho aumento se manifestó de manera diversa en los distintos sectores: el de la agricultura creció un 21%,los servicios crecieron un 17% y las compañías del sector Industria subieron un 8% su facturación. Sin embargo, la facturación media de las empresas del sector de la construcción bajó un 41%, con la consecuencia de que estas compañías facturaron en 2014 839.675 euros, frente a casi el millón y medio de euros de 2006.

La construcción, el sector más castigado

Siguiendo el estudio elaborado por el profesor Miguel Ángel Ariño, el sector de la construcción ha sido el más castigado durante la crisis en Galicia, perdiendo el 32% de sus empresas y el 56% de los empleos.

Por sectores, el agrícola resultó indudablemente el menos afectado durante este periodo. En concreto, aumentó el número de compañías en un 18%, aunque el empleo no sufrió ningún cambio (0%).En cuanto a su facturación total, creció un 43% y, en facturación media, un 21%. Asimismo, la productividad por empleado se incrementó un 42%, pero sin embargo el tamaño de las compañías en cuanto al número de empleados experimentó un descenso del 15%.

El sector industrial disminuyó un 16% en número de empresas y perdió más de 86.000 empleos, lo que se traduce en un descenso del 27%. La facturación total bajó un 10%, mientras que la productividad del empleado creció un 23%, lo cual equivale a un aumento de las ventas por trabajador de cas i50.000 euros. Las compañías perdieron un promedio de un 13% de empleados y la facturación media de las que sobrevivieron fue, en 2014, de algo más de 5 millones de euros, cuando en 2006 era de 4,7 millones, es decir, la facturación media aumentó un 8%.

El sector de la construcción fue el más perjudicado, perdiendo el 32% de sus empresas y el 56% de sus puestos de trabajo (alrededor de 44.000) en Galicia. La facturación total del sector disminuyó un 60% y la facturación media un 41%, mientras que la productividad por empleado bajó un 8%. Las compañías que sobrevivieron pasaron de tener una media de 9,9 empleados en 2006 a poco más de 6 en 2014.

Por último, el sector servicios disminuyó un 2% su número de empresas; y el empleo decreció un 7%. Sin embargo, la facturación total del sector subió un 19% y la productividad del empleado un 27%. El tamaño medio de las compañías se redujo en un empleado, mientras que la facturación media de las mismas experimentó un notable crecimiento del 17%.

Sobre el Informe 

El Informe “Evolución del tejido empresarial español de 2006 a 2014”, muestra aspectos relativos a la evolución del número de empresas, el número de empleados, el volumen de ventas, la productividad de los empleados y el tamaño de las empresas, a nivel agregado y según los distintos sectores de la economía española, tanto a nivel nacional como en las Comunidades Autónomas.

Para ello, se han examinado las empresas contenidas en la base de datos SABI (Sistema de Análisis de Balances Ibéricos), que elabora Informa D&B (la cual no contempla el sector financiero ni el asegurador). El estudio tampoco ha recogido el sector público, el trabajo de los autónomos ni el conjunto de minipymes, que en España está constituido por, aproximadamente, medio millón de compañías con un promedio de dos empleados.