Buscar
22:04h. Viernes, 17 de Noviembre de 2017

FRANCISCO CONDE VISITA EL POLÍGONO DE MEIRA (LUGO)

La futura Ley de implantación empresarial busca atraer inversiones a los polígonos industriales gallegos

Apoyar a los concellos gallegos en el desarrollo de medidas que permitan atraer inversiones a sus áreas empresariales es el objetivo de la futura Ley de implantación empresarial que tramita la Xunta de Galicia.

El conselleiro de Economía en un momento de su visita al polígono de Meira.
El conselleiro de Economía en un momento de su visita al polígono de Meira.

Durante una visita al polígono industrial de Meira, el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, remarcó que la Ley de implantación empresarial pondrá los parques empresariales de Galicia en el primer plano de la política industrial de la Xunta. 

En ese sentido, el conselleiro precisó que el Gobierno gallego acaba de aprobar un paquete de ayudas por valor de 4,2 millones de euros, que van a movilizar cerca de 6 millones de euros, para acometer diversas actuaciones de mejora en 59 parques industriales de la Comunidad.

En el caso del polígono de Meira, en el que desarrollan su actividad 19 empresas, el conselleiro concretó que dispondrá de un apoyo de casi 79.000 euros para la reposición del firme asfáltico de la vía principal. En el conjunto de la provincia de Lugo, serán un total de 18 parques empresariales los que se verán beneficiados de estas ayudas, que movilizarán 1,6 millones de euros.

Cambios con la nueva ley

Conde destacó que se trata de favorecer la inversión, la creación de empresas y la fijación de tejido industrial en Galicia y, en ese sentido, apuntó que la Ley de implantación empresarial traerá consigo una menor burocracia, mayor agilidad administrativa e incentivos fiscales y financieros “para convertir Galicia en un país donde invertir sea más fácil”.

“Vamos a actuar sobre los polígonos industriales, vamos a permitir una mayor facilidad para acometer inversiones en las áreas empresariales de Galicia, y vamos a reducir a la mitad a tramitación administrativa que tiene que afrontar un proyecto industrial hasta su puesta en funcionamiento”, dijo.

Se refirió así la que esta normativa permitirá reducir a la mitad el plazo de tramitación para poner en marcha nuevos proyectos industriales a través de un procedimiento único e integrado, que consiste en la tramitación conjunta de la autorización ambiental, la evaluación de impacto ambiental y, de ser el caso, el pertinente informe sectorial.

En segundo lugar, autorizará la urbanización parcial de las áreas industriales ajustándose a la demanda real de suelo, y facilitará el pago aplazado y sin intereses en la compra de parcelas; hasta lo de ahora con bonificaciones de hasta el 50% o con pleno derecho la superficie. También, acercará incentivos fiscales en colaboración con los ayuntamientos doing business. Y, finalmente, se creará el Censo de suelo empresarial para conocer pormenorizadamente las necesidades de los polígonos empresarias gallegos.