Buscar
16:36h. Viernes, 25 de Mayo de 2018

SOLICITAN QUE SE SUSPENDA CAUTELARMENTE LA MEDIDA

Empresarios vigueses advierten de la pérdida de competitividad por el cierre al tráfico de mercancías de Sanjurjo Badía

Representantes de empresas viguesas afectadas por la prohibición del tráfico de mercancías por Sanjurjo Badía hacia Teis y Chapela han solicitado que se suspenda cautelarmente la medida o que se otorguen permisos excepcionales a los transportistas, mientras no exista una alternativa.

Presidente y vicepresidente de la CEP (4º y 5º por la izq.), junto a empresarios vigueses afectados por el cierre al tráfico pesado de Sanjurjo Badía.
Presidente y vicepresidente de la CEP (4º y 5º por la izq.), junto a empresarios vigueses afectados por el cierre al tráfico pesado de Sanjurjo Badía.

Los empresarios, que se han reunido en la sede de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) reclaman una solución viable y lógica, a través del diálogo y la cooperación, entre las administraciones responsables del tráfico urbano y la gestión de la autopista AP9. El presidente de la CEP, Jorge Cebreiros, y el vicepresidente, Javier Touza, han respaldado sus declaraciones.

Reclamamos un acuerdo entre las administraciones competentes. Sabemos perfectamente quien tiene la competencia en el tráfico urbano y quién en la autopista. Son las que tienen que sentarse para dar una solución a esto y ofrecemos nuestra colaboración para solucionarlo”, expuso Cebreiros, quien aseguró que la CEP “va a dar amparo a todas aquellas necesidades y solicitudes que los empresarios de Pontevedra nos hagan, especialmente aquellas que afecten a su competitividad”.

Los empresarios respaldan la conversión del tramo final de la AP9 -desde la avenida de Buenos Aires- en tramo urbano, opción que, apuntaron no requeriría de una gran inversión y, en cambio, sería ágil y beneficiaría al tejido empresarial y a la ciudadanía. “Dado que aún no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado, estaría bien que se desbloquease esta opción destinando una partida a este fin, como gesto de buena voluntad”, apuntó Cebreiros.

Touza por su parte recordó que Vigo se ha consolidado como el primer puerto a nivel mundial en descargas de pescado congelado para consumo humano, con más de 650 mil toneladas al año, que dan actividad a más de 700 mil metros cúbicos de almacenes congeladores. “No podemos permitirnos el impacto que nos impone esta medida, en un entorno y en unos sectores tan competitivos a nivel global como la pesca congelada y la construcción y reparación naval”, subrayó. “Necesitamos infraestructuras y logísticas adecuados para continuar siendo referentes a nivel mundial, porque la competencia es brutal”, advirtió el vicepresidente de la CEP.

No hay alternativa real y viable, y, sobre todo, competitiva en términos de tiempo, de peajes y de kilómetros. La utilización de la AP9 tiene grandes inconvenientes y afecta a las empresas directamente, a su competitividad, al empleo y a la prosperidad de Vigo y área metropolitana”, recalcó Gonzalo López Braga, director general de Frigalsa.

Además del propio López Braga a la reunión acudieron Juan Baqueiro, gerente de FríoTeis; José María García, director general de Frioya; Carlos Sobrino, gerente de Gambuza y Pablo Currás, responsable de Servicios Generales de Metalships. Su posicionamiento también lo comparte Factorías Vulcano, cuyos responsables no pudieron acudir a la reunión por motivos de agenda.

Jorge Cebreiros explicó, hablando en nombre del presidente de Asetranspo, Ramón Alonso, que muchas de las 200 empresas de transporte que operan en la zona ya han solicitado permisos excepcionales, sin obtener respuesta. Además, indicó que el pasado martes tenían previsto mantener una reunión con los responsables de Mobilidade del Concello de Vigo, quienes cancelaron unilateralmente el encuentro a última hora, sin darles fecha alternativa.

Cabe recordar que el Comité Directivo de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), se pronunció, a instancias de Asetranspo, contra esta medida por su impacto negativo, tras su reunión mensual, el pasado lunes.

“Estamos de acuerdo con la solicitud de los ciudadanos de limitar el tráfico pesado por las vías urbanas. Estamos de acuerdo en que las vías urbanas no deben recibir tráfico pesado de cinco ejes y en que esto genera molestias y problemas de seguridad. Lo reconocemos y sabemos que es lícita esta demanda. Pero esta demanda no puede ir en contra de la competitividad del Puerto de Vigo ni de las empresas que generan empleo y competitividad en el área metropolitana, en Pontevedra y en Galicia”, concluyó el presidente de la CEP.