Buscar
03:21h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

PEMEX RENUNCIA A LA CONCESIÓN PARA UNA TERMINAL DE HIDROCARBUROS

La Autoridad Portuaria de A Coruña licita un nuevo muelle en el Puerto Exterior y da luz verde a la ampliación de instalaciones de Galigrain

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña ha aprobado la licitación de las obras de un nuevo muelle en el Puerto Exterior, así como la ampliación de las instalaciones que gestiona la empresa Galigrain en Punta Langosteira.

Vista del Puerto Exterior de A Coruña.
Vista del Puerto Exterior de A Coruña.

El nuevo muelle tiene una longitud de 350 metros, con calados variables entre 22 y 16 metros, y unirá las dos líneas de atraque ya existentes en el Puerto Exterior, de 900 y 300 metros. De esta forma, se habilitará una línea de 1.550 metros para carga y descarga de mercancías, dando servicio a la creciente demanda de tráficos en el recinto de Punta Langosteira y facilitando la ampliación de las concesiones para la descarga de graneles energéticos, alimentarios, por instalación especial, mercancía general, grandes cargas e incluso graneles líquidos. La obra tiene un presupuesto de 24,4 millones de euros y está previsto que quede concluida en 2019. 

En cuanto a las instalaciones de Galigrain, el Consejo de Administración dio luz verde a la solicitud planteada por la empresa, consistente en una ampliación de las mismas en 7.450 metros cuadrados, para la habilitación de viales y servicios auxiliares anexos a sus naves de almacenamiento y gestión de mercancía. Esta empresa estibadora, perteneciente al grupo Nogar, amplía así su presencia en Punta Langosteira hasta los 35.600 metros cuadrados.

Pemex no se instalará

El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, informó durante el consejo de administración de este 31 de julio de la comunicación por parte de PMI, del grupo Pemex, de que desiste de la concesión de 30.000 metros cuadrados que había solicitado en el Puerto Exterior para construir una terminal de hidrocarburos, debido a la situación del mercado internacional del petróleo y de la gasolina. La compañía mexicana manifiesta no obstante que evaluará retomar este proyecto cuando se den las circunstancias propicias.

Por el contrario, se siguen dando pasos en el proyecto de la terminal de almacenamiento y gestión de hidrocarburos que construirá la empresa española Deep Water Oil Transhipment Hub, en una superficie de 45.000 metros cuadrados. Transcurrido el plazo de información pública, se presentó una alegación, por parte de Repsol, que indica que las instalaciones vinculadas a esta nueva terminal no deben interferir en las que habilitará Repsol en el Puerto Exterior. Tras la finalización del periodo de exposición pública, Deep Water iniciará la tramitación ambiental de la terminal, que se prevé que entre en funcionamiento en 2019.