Buscar
12:07h. Lunes, 19 de Noviembre de 2018

La cooperativa de armadores apoya las recomendaciones científicas

ARVI muestra su desconcierto por las cuotas de pesca propuestas por la Comisión Europea

ARVI, la mayor asociación pesquera española y europea, ha mostrado su desconcierto ante las divergencias de las propuestas de Capturas Totales Admisibles (TAC) de la Comisión Europea con las recomendaciones de los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES).

ARVI apoya las recomendaciones científicas del ICES para el caladero de Gran Sol.
ARVI apoya las recomendaciones científicas del ICES para el caladero de Gran Sol.

En su propuesta de TAC en el Atlántico y el mar del Norte, que marcarán las posibilidades de pesca de la flota comunitaria en 2019, Bruselas propone reducciones de cuotas de pesca en cinco de 89 especies marinas, incluido un recorte del 2% en el rape del caladero de Gran Sol, cuando el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) recomendaba un incremento del 10,7% para esa especie en esa misma zona.

La Comisión tampoco coincide con los científicos al proponer un incremento del 27% en la cuota de merluza en la zona 7 de pesca, cuando desde el ICES se ha recomendado aumentar ese TAC sólo un 23%.

“Nosotros apoyamos las recomendaciones científicas del ICES para la zona 7, el caladero de Gran Sol, y nos sorprenden las diferencias esgrimidas desde Bruselas tanto en los incrementos como en los decrementos de cuotas propuestos", ha señalado José Antonio Suárez-Llanos, director gerente de ARVI. "No entendemos por qué la CE no respeta las directrices de los científicos ni en el rape, del que depende en gran parte la flota gallega, ni en la merluza”, añade el directivo de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo.

ARVI sí ha mostrado su acuerdo con el incremento del 35% propuesto por la Comisión para el gallo en Gran Sol, cuota con la que considera que los responsables europeos quieren compensar los sucesivos recortes de TAC que ha sufrido esta especie en los últimos años.

Los informes científicos del ICES apuntan, en líneas generales, a la buena salud actual de las especies que más afectan a la flota española en los caladeros
europeos de Gran Sol y aguas ibéricas, especialmente gallo, merluza y rape. Lo que corrobora el esfuerzo realizado por la flota española de altura que viene faenando en esos caladeros de manera sostenible y responsable desde la década de los 80.

ARVI ha señalado que quiere estudiar con detalle las novedades propuestas por la Comisión Europea en lo que se refiere a la obligación de desembarque, que entra en vigor el próximo 1 de enero de 2019.