Buscar
12:52h. Domingo, 22 de Julio de 2018

SOLO PODRÍA ACCCEDER A INSTRUMENTOS FINANCIEROS

ANFACO cuestiona que el próximo FEMP relegue a la industria transformadora como receptora de ayudas

ANFACO-CECOPESCA, la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados, ha valorado la propuesta de reglamento europeo del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para el período 2021-2027.

Sede de ANFACO en el Campus de Vigo.
Sede de ANFACO en el Campus de Vigo.

El presupuesto del FEMP para esta nueva etapa ascenderá, a precios corrientes, a 6.140 millones de euros, un 4% menos que la dotación del fondo actual (6.400 millones). En el próximo período España contaría con unos recursos totales aproximados de 1.120 millones de euros.

Tal y como recoge la propuesta de nuevo reglamento, la Unión Europea importa más del 60% de su suministro de productos de la pesca y por lo tanto depende en gran medida de terceros países. Existe un elevado nivel de imprevisibilidad de las actividades pesqueras, las cuales afectan a la comercialización y transformación que en circunstancias excepcionales pueden provocar importantes pérdidas económicas. Los operadores nacionales que deben proveer productos de calidad con precios asequibles, y se enfrentan a este reto de abastecimiento de materia prima constantemente.

Atendiendo a lo anterior y a la enorme importancia de la producción industrial, que supone aproximadamente dos tercios de la actividad económica de la producción de pescados y mariscos y sus transformados en España, y donde la industria conservera en España es segunda potencia mundial, ANFACO-CECOPESCA no entiende cómo la Comisión Europea considera que sólo debe recibir apoyo a través de instrumentos financieros y de InvestEU, y no mediante subvenciones. A priori, su justificación es esta misma, “los datos más recientes muestran unos buenos resultados para el sector transformador de la Unión”.

Si hablamos de crecimiento en una economía azul, la propuesta destaca que se considera probable que las industrias consigan un mayor crecimiento que la economía mundial y hagan una importante contribución al empleo y el crecimiento de aquí a 2030. Por tanto, "si el FEMP tiene como objetivo permitir que existan condiciones favorables para el desarrollo de dicha economía azul sostenible y eliminar los cuellos de botella que faciliten las inversiones, parece lógico demandar que la subvención sea considerada una posibilidad para la industria transformadora, siendo el método más eficaz para generar crecimiento bajo una colaboración público-privada y debido a su efecto palanca en la inversión", valora ANFACO. Demanda que, recalcan desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados, ya se recoge en el actual FEMP e incluso en los anteriores Fondos Europeos de Pesca (FEP), siendo una estrategia que ha supuesto creación de empleo y tejido industrial.