Buscar
23:48h. Viernes, 20 de Julio de 2018

PROYECTO MÁSTIL

AIMEN colabora en un proyecto de aplicación de la realidad aumentada en la reparación naval

AIMEN Centro Tecnológico participa como entidad colaboradora en el proyecto Mástil, una iniciativa que busca aumentar la eficiencia del sector naval mediante el uso de tecnologías como la realidad aumentada en la transformación y reparación de buques.

Escaneado y reconstrucción 3D mediante nube de puntos de una estructura naval.
Escaneado y reconstrucción 3D mediante nube de puntos de una estructura naval.

Las empresas del consorcio Mástil cubren toda la cadena de valor del proyecto, ya que incluyen desde desarrolladores de tecnología, ingeniería naval, gestión de producto y astilleros. La iniciativa está liderada por la ingeniería Ghenova, y en ella participan las compañías Easyworks, Scio IT y Metalship, y colabora la Universidad de Vigo. Esta iniciativa está enmarcada en el Programa FEDER-Innterconecta 2016 y cuenta con un presupuesto de 1,23 millones de euros.

Mástil avanzará en el desarrollo de nuevas fórmulas para la obtención de un modelo 3D del barco. Esto supone una importante ventaja para las empresas de transformación o reparación, ya que, en ocasiones les resulta muy complicado disponer de los planos originales de los buques o de indicaciones de las modificaciones realizadas previamente en ellos.

Otra de las principales innovaciones del proyecto es el desarrollo de una app, que se podrá ejecutar en una tablet, orientada a asistir al operario y dar soporte en la supervisión de los procesos de transformación y reparación mediante realidad aumentada. Esta herramienta móvil, que contiene sistemas de localización y seguimiento para determinar en todo momento la posición y orientación del operario, servirá para guiar los trabajos de transformación.

Se prevé que estos desarrollos tecnológicos impacten de forma positiva en la eficiencia de la fabricación, la capacidad de innovación del proceso y en las condiciones del trabajo de los operarios, ya que aportarán flexibilidad y agilidad en los procesos de transformación, lo que traerá consigo un aumento de la competitividad de las empresas.